domingo, 20 de abril de 2008

La teoría de la evolución y el diseño organizacional

Revisando mi biblioteca me reencontré con un libro de Sir Karl Popper que se titula "El cuerpo y la mente". Dicha obra es una recopilación de seis conferencias que diera el prestigioso Popper en la Universidad de Emory, en las cuales explica su teoría de los 3 mundos que no he de tratar en este artículo, pero que sí pueden ver en el libro de Popper que recomiendo al pie de este Blog.
Lo que sí habré de mencionar es lo que el filósofo austríaco menciona respecto de la teoría de la evolución emergente, y la voy a utilizar como punto de comparación con lo que hacen las organizaciones que se rediseñan para sobrevivir.

Popper (siguiendo a Darwin) explica que cuando una especie tiene una dificultad que compromete su existencia, la misma desarrolla mecanismos biologicos que la ayudan a enfrentar la situación para sobrevivir. Un ejemplo válido para esto, es una especie que vive en una laguna y de pronto advierte que la misma se está secando. Antes de resignarse a desaparecer, la "voluntad" (entrecomillado esto último intencionalmente)
de sobrevivir, hace que la especie decida trasladarse de allí, a otra laguna que no está vacía. Para ello, deberá arrastrarse afuera de las aguas, razón por la cual, la genética hace que desarrolle patas que los ayuden a desplazarse de un lugar a otro.

Ahora bien, lo más probable es que esa especie que ha mutado (por su voluntad) se encontrará ahora con dos cuestiones nuevas. La primera es que para solucionar el primer problema (la laguna que se estaba secando) se habrá de enfrentar a nuevos problemas, como ser, predadores que desde el aire intenten cazarlos.

La segunda cuestión, más que un problema es una realidad, ya no se trata de la misma especie, y es más, podríamos decir que la misma lógica que los impulsó a mutar para solucionar los viejos problemas, los impulse ahora a mutar para solucionar los nuevos problemas.

Ahora, la especie "nueva" tendrá nuevos objetivos y nuevos rumbos, lo cual hará olvidar o desestimar el objetivo inicial que movilizó su voluntad de salir de la laguna seca y mutar en consecuencia.

Resumiendo:

"Problema 1 -> Voluntad de cambio -> Cambio -> Problema 2 -> Voluntad de cambio-> Cambio -> Problema n..."

Vayamos ahora a las organizaciones:

Según Popper, la diferencia entre los seres humanos y los animales, radica básicamente en que cuando la raza humana necesita una vista de mayor alcance no desarrolla nuevos ojos sino binoculares, es decir, herramientas o instrumentos. Estos instrumentos, son el producto de la "voluntad" por superar una limitación, pero también producto de su intelecto. El producto del intelecto es monopolio de la raza humana.

Aquí es donde me permito trazar la analogía y donde luego de leer a Popper veo cómo las organizaciones, que son instrumentos del ser humano para superar limitaciones o mejorar su bienestar, también se reestructuran y mutan para sobrevivir y adaptarse al medio ambiente cuando las reglas que lo rigen, cambian. Nuevos problemas dan a luz nuevas organizaciones y esas nuevas organizaciones tendrán nuevos problemas.

Una cuestión no menos importante, es la relación complejidad-adaptación. Como ya es sabido, los organismos simples (pensemos en un virus como la gripe) tienen mayor capacidad de adaptación que los organismos complejos (como el ser humano) ante cambios bruscos del entorno. De la misma manera que los organismos, las organizaciones simples con menor burocracia y estructura, han de adaptarse mejor y más fácilmente a ciertos cambios bruscos del entorno que otras cuya estructura no les permite hacer un giro estratégico rápido para acomodar y salir adelante.

Es necesario reflexionar sobre este tema para entender básicamente tres cuestiones inherentes a la supervivencia y al diseño organizacional.

1) Voluntad: Como motor que moviliza las ideas y las transformaciones en las organizaciones.

2) Complejidad: La inevitable relación entre la complejidad y la capacidad de adaptación.

3) Mutación Estructural: Que viene a ser una especie de cambio físico (mutación) derivado de los objetivos que van sucediéndose de manera emergente ante los cambios del entorno.

La supervivencia o no de las organizaciones, puede ser explicada desde estas tres cuestiones (c) ¿Puede?